Calentadores de rayas a crochet (tejido circular)

Hola a tod@s!

Después de probar los calentadores que publicamos hace poquito, se me ocurrió la idea de tejerlos a varios colores, y entonces me surgió la idea de tejerlos en sentido circular, para que quedaran los colores en sentido horizontal, y no en vertical, como quedarían si los tejiera del modo publicado anteriormente.

El tejido circular es igual que el tejido lineal, solo que hay que tener en cuenta que cuando unamos el último punto con el primero debemos tener cuidado en que no se nos retuerza la cadena. Por lo demás es lo mismo: antes de empezar se tejen las cadenetas necesarias dependiendo del tipo de punto que queramos utilizar… y a tejer! Es importante también que cuando comencemos la vuelta, lo hagamos en el mismo sitio del que salen las cadenas iniciales, y que cuando terminemos la vuelta, cerremos con un punto deslizado uniendo con el primer punto de la vuelta, no con las cadenas iniciales, como dicen en muchos otros tutoriales. A mí personalmente me gusta más porque se queda la vuelta muy cerradita y bien rematada. Además, te aseguras de que no te sobren o te falten puntos en la vuelta, que eso es muy fácil que ocurra como no se tenga cuidado.

Calentadores tejido circular detalle elasticoLos puntos utilizados son varetas y el llamado punto elástico en crochet, que es una combinación puntos de relieve, alternando un punto de relieve por delante y otro por detrás. A continuación, en el patrón, os pongo los enlaces a la web http://www.tejiendoperu.com, donde encontraréis los vídeos explicativos de Esperanza Rosas.

Si pincháis en la fotografía de la derecha podéis ver el detalle de los puntos utilizados: el color negro es el punto elástico en relieve, y los otros colores están tejidos con varetas.

Su patrón es el siguiente:

Lana utilizada: grosor para aguja de 4,5 – 5 mm. Aguja: 4,5 mm, colores a elegir.

Talla: niñ@s de 0 a 3 años (a los bebés les llega a la ingle, para que tengan la pierna bien tapadita cuando les porteamos y a los niñ@s mayores les llega por la rodilla), aproximadamente 25 cm de largo.

Comienzo: con el primer color, 30 cadenetas. Se une la última a la primer con un punto deslizado, con cuidado de que no se retuerza la cadeneta.

1ª vuelta: tres cadenetas, 1 vareta por cada cadeneta de base (siempre que se empieza una vuelta se hace desde el mismo sitio de donde salen las tres cadenetas. Se cierra con un punto deslizado con la parte de arriba de la primera vareta (se cierran así todas las vueltas.)

2ª vuelta: tres cadenetas. *punto de relieve por delante, punto de relieve por detrás* repetir de * a * toda la vuelta y cerrar.

3ª y 4ª vuelta: repetir la 2ª vuelta.

5ª vuelta: CAMBIO DE COLOR (Dejo un vídeo explicativo sobre las formas para cambiar de color. Os recomiendo que cuando cortéis la hebra del color antiguo hagáis un nudito para ajustar bien el punto y que no se os abra). Tres cadenetas, 1 vareta en cada punto de base en toda la vuelta y cerrar.

6ª y 7ª vuelta: igual que la 5ª vuelta.

A partir de aquí vamos a ir cambiando de color cada tres vueltas de varetas, hasta conseguir el largo que queramos. Para rematar el calentador, con el último color hacemos una vuelta de varetas,  que será el inicio para las siguientes tres vueltas en puntos de relieve.

Esta prenda es muy adecuada para comenzar a tejer a modo circular, ya que son poquitos puntos los que se lleva cada vuelta, y se pueden ir contando para ver si nos salen de más o de menos. También se practica mucho el cambio de color, que no es difícil, pero tiene su aquel.

Si se quisieran hacer para adultos, sólo habría que hacer en vez de 30 cadenetas de inicio, hacer 50, para que el ancho de los calentadores pueda adecuarse al ancho de una pierna de adulto, y después hacer el nº de vueltas que queramos para conseguir el largo deseado.

Os animo a que probéis, y si queréis que os elabore un par de esta magnífica prenda, pasaos por “Consigue tu Mimito” para más información.

¡Hasta pronto, amig@s crocheter@s!

Gorro con pompón a crochet

Al final va a ser verdad que esto de la moda es algo circular, y que todo vuelve… Últimamente, con estos fríos, podemos ver una gran variedad en gorritos, tanto para bebé como para adulto, y una de ellas son los gorros con pompón.

Gorro pom-pom marrón-marfil IIA mí me encantan, ya que a los niños les hace la carita muy tierna y redondita, y cómo no, su utilidad y versatilidad: son muy calentitos, y se pueden tejer en varios colores, todo en un solo color, se pueden añadir adornos, como flores o lazos para las niñas, etc. Y lo mejor de todo, son facilísimos de realizar!

La realización del gorro consta de dos partes: la base del gorro, que es la misma que utilizamos para los gorritos de búho o los de Mickey o Minnie, y después el pompón, que se puede realizar con dos técnicas diferentes, que más adelante os explicaré.

El diseño de estos gorritos lo saqué de un blog que está en inglés, llamado Delia Creates. Os dejo el enlace aquí.

En este patrón se utiliza el punto de media vareta para tejer la base del gorro, y después, para la realización de la cenefa elástica de abajo, se utilizan los puntos de relieve por delante y por detrás, que tiene como resultado un punto elástico muy bonito.

Yo utilizo el punto de vareta, y por ello se tiene que hacer alguna disminución menos, y dar alguna vuelta menos, pero siempre me ha gustado más el resultado. Y como el patrón varía un poco, os dejo aquí las instrucciones que yo he ido siguiendo:

Gorro pom-pom morado-lilaLana utilizada: grosor para aguja del 4 – 4.5 – 5 mm

Aguja: 4.5 mm

Talla: 0 a 6 meses.

1ª vuelta: anillo mágico que empieza con tres cadenetas y 12 varetas. Cerrar con punto deslizado.

2ª vuelta: tres cadenetas ;un aumento en cada punto (2 varetas por cada punto) (24). Cerrar con punto deslizado.

3ª vuelta: tres cadenetas; *1 vareta, 1 aumento*; repetir de * a * hasta el final de la vuelta. (36) Cerrar con punto deslizado.

4ª vuelta: tres cadenetas; * 2 varetas, un aumento*; repetir de * a * hasta el final de la vuelta. Cerrar con punto deslizado. (48)

5ª a 9ª vuelta: 1 vareta en cada punto hasta que se termine la vuelta. Cerrar con punto deslizado. (48)

BORDE ELÁSTICO

10ª vuelta: cambio de color si se desea, 1 vareta en cada punto hasta que se termine la vuelta. Cerrar con punto deslizado. (48)

11ª a 13ª vuelta: 1 vareta; * 1 vareta de relieve por delante; 1 vareta de relieve por detrás*; Repetir de * a * hasta terminar la vuelta. Cerrar con punto deslizado.

Si se quiere realizar para niños más mayores, se añadiría una vuelta de aumentos más al principio, y una vuelta más sin aumentos, ya sea en el primer color o en los puntos de relieve: sería cuestión de ir probando, para ver qué nos gusta más. Por ejemplo: la 5ª vuelta sería de 3 varetas y un aumento, repitiendo hasta el final de la vuelta, y luego en vez de hacer tres vueltas de puntos de relieve, hacer cuatro. Podéis ver el post dedicado al patrón standard para gorros de niños pinchando aquí.

Para el pompón, como os había dicho anteriormente, yo he probado dos técnicas con las que se obtienen resultados diferentes:

TÉCNICA DE LOS CÍRCULOS DE CARTÓN: se obtiene un pompón muy pobladito e igualado, yo diría que más formal. Muy apropiado para las prendas de más vestir.

TÉCNICA DE LA MANO: se obtiene un pompón más desigual, y cuanta más lana se eche, más poblado sale. El resultado es un pompón suelto, más informal y muy divertido. Esta es la técnica que yo he elegido para los gorritos que véis en las fotos.

Una vez que el pompón se ha realizado, se cose justo en el centro del gorro (por donde se ha empezado). Es importante asegurarlo bien, con varias puntadas pinchando en el centro del pompón, porque, y os lo digo por experiencia, no es difícil que cuando quitas el gorro lo hagas tirando del pompón, y te quedes con él en la mano…!!

David con gorro pom-pom marrón-marfilIsaac y gorrito pom-pom morado-lila

Y aquí tenemos los resultados!! De verdad os lo digo, son super amorosos y calentitos. Para adultos también quedan muy bien. Yo me he probado el de la izquierda, y en cuanto saque un hueco me hago uno… ya os lo enseñaré!

Os animo a que lo intentéis, y si lo que queréis es que os elabore uno, tenéis más información en “Consigue tu mimito”.

¡¡Hasta pronto, amig@s crocheter@s!!

Calentadores a crochet

Hola a tod@s!

Acabo de terminar una prenda que nos viene muy bien en invierno, sobre todo cuando llevamos esos leggings que a veces resultan tan fríos… Unos calentadores realizados con dos tipos de puntos: punto bajo en los bordes, que sujetaría el calentador a la pierna,  y en el centro, el punto media vareta tomando el bucle de atrás: el que ya conocemos como punto elástico a crochet, utilizado en varias de mis prendas.

Es una prenda muy sencilla de realizar, ya que se teje de una sola pieza, en tejido recto (aunque también se podría hacer circular, saliendo la línea del elástico perpendicular a la pierna), y una vez se han terminado de tejer las vueltas correspondientes, se cose… y listo!

A continuación os cuento cómo realizarlos:

Calentadores a 20 vueltas

En esta foto observamos que el tejido comenzaría con una cadeneta que será el largo de nuestra pantorrilla (para mí han sido 60+1 puntos). La primera vuelta comienza desde la segunda cadeneta próxima a la aguja, con 5 puntos bajos. Después sigue con 50 puntos de media vareta tomando sólo el bucle posterior de las cadenetas, para terminar con los últimos 5 puntos también en punto bajo. En los inicios de cada vuelta, se sube con una cadeneta antes de empezar a tejer. Así, hasta 30 vueltas. Una vez terminadas, juntamos los extremos, y cosemos con aguja de coser para lana, o con el mismo ganchillo juntamos los extremos con puntos deslizados.

Calentadores II

Están tejidos con una aguja de 5 mm, con lana de grosor para aguja de 4,5 – 5 mm. He utilizado, para los dos calentadores, un ovillo de 100 g más un poquito de otro.Con la lana que sobra, más otro ovillo, se puede hacer una bufanda con el mismo tipo de punto.

CalentadoresAl principio parece que se quedan muy estrechos, pero en cuanto se ponen una vez se dan de sí, ya que los puntos son muy adaptables. Si os dáis cuenta, en la foto se muestra el borde izquierdo del calentador más ancho y estirado que el derecho, después de habérmelo probado una vez.

También podemos realizarlos para niñ@s, simplemente tomando la medida del largo de la pierna, y añadiendo menos vueltas para el contorno. Los que yo he realizado, para una medida de 30 cm de largo, ha sido iniciando una cadeneta de 40 puntos, en vez de 60: 5 puntos bajos en los extremos y 30 puntos de media vareta cogiendo el bucle de detrás.

A partir de aquí dejo paso a vuestra imaginación: más largos, más cortos, colores infinitos, rayas,… Es una prenda muy versátil para los ya nombrados leggings, complementan unas botas de media caña, o unos botines, con vaqueros de pitillo, o una falda de sport con unas medias tupidas… etc. Y para esas mañanas tan frías, en las que nos levantamos con ganas de salir a andar a respirar aire puro, para hacer deporte… son ideales! Yo tenía unas ganas locas de terminarlos para estrenarlos! Además, que el color que he elegido es precioso (verde turquesa)… qué lástima que en la foto no se aprecie bien. Y para los niños van muy bien mientras los porteamos, ya que pueden llevar las piernas al aire, a la vez que calentitas. A los bebés les llega casi a la ingle, con lo que tienen toda la piernecita cubierta. Los moraditos que véis en la foto son de Isaac, y van tan chulo!

Os animo a que probéis, y también sabéis que puedo elaborarlos para vosotros, a vuestro gusto. Para ello, podéis pasaros por la sección de “Consigue tu Mimito”.

¡Hasta pronto, amig@s crocheter@s!

Cuello a crochet en punto elástico

¡Hola a tod@s!

Este cuello es muy socorrido, tanto por lo rápido que es de hacer, como lo rápido que es de poner, ya que con metérselo por la cabeza basta. Es del tipo de cuellos a los que también se les llama “bragas”, y cuando se pone con el abrigo, queda muy redondito, como si de un cuello de jersey se tratara.cuello o braga punto elastico Esto es debido al punto con el que se ha elaborado, al que yo llamo “elástico”, porque se parece mucho al punto elástico que se teje con dos agujas, pero hecho a crochet. Es el mismo que utilizo en el post anterior de la bufanda gris.

Agradezco mucho a Tere este patrón, ya que es ella quien me dio la idea para realizarlo. Tere realiza este mismo cuello, pero con el punto bajo.

El patrón es muy sencillo:

Lana utilizada: 1 ovillo de grosor como para agujas de 8 mm.

Aguja: 10 mm (si se quiere más abierto, 12 mm)

Se empieza con una cadeneta de 22 puntos, que será el alto de la braga. Desde la segunda cadeneta contando desde la que tenemos enganchada la aguja se comienza a tejer el punto elástico. Se teje en sentido lineal: cuando llegamos al final de la cadeneta, damos la vuelta al tejido y subiendo dos cadenetas, se teje la siguiente vuelta,… tantas como la lana nos permita. Ya nosotros podemos calcular si la queremos más apretada (que nos sobre algo de lana) o más holgada. Cuando hemos terminado, se une por los bordes cosiendo con aguja de lana y un poquito de lana que nos sobre; también se puede unir con la misma aguja de ganchillo, con  puntos deslizados.

Es ideal para aquellas personas que están empezando, así que ánimo. Y si queréis que os elabore uno, podéis pasar por el apartado “Consigue tu mimito”. Ahí os contaré las diferentes posibilidades para adquirir esta prenda tan socorrida.

¡Hasta pronto, amig@s crocheter@s!

Bufanda a crochet con punto elástico

Hola a tod@s!

Bufanda Feli IOs presento uno de los trabajos que más me gusta realizar (pese a que es de los que más tiempo lleva), tanto por su sencillez como por su acabado, que es espectacularmente esponjoso.

Esta bufanda, que puede utilizarse tanto para mujer como para caballero, tiene la particularidad de ser tejida de tal manera que parezca un punto elástico tejido a dos agujas. Es prescisamente este punto (el mismo que utilizamos con el cuello doble del post anterior), unido a que ha sido tejido con una aguja algo superior a la recomendada, el que hace que sea una prenda tan blandita.

A diferencia del cuello anterior, esta bufanda se teje de forma lineal, no circular. Es decir, se realiza la cadeneta y no se une con el principio, sino que se tejen los puntos encima de ésta, volviendo sobre la misma. Cuando terminamos la primera línea damos la vuelta al tejido para seguir tejiendo.

Al principo de cada vuelta es necesario realizar dos cadenetas, que será el equivalente al primer punto de la vuelta.

Bufanda Feli IIIAl final de cada vuelta hay que tener cuidado, porque la última cadeneta suele esconderse un poco, y nos podemos comer un punto, con lo que el borde puede quedar desigual. Os recomiendo, en ésta y cualquier labor, sobre todo si el punto no lo conocéis mucho, que practiquéis antes realizando una muestra de 15 puntos para que os familiaricéis con los comienzos y acabados de las vueltas. Así luego no tenéis que ir contando puntos. Para terminar la vuelta, el último punto debe ir en la 2ª cadeneta de inicio de la vuelta anterior.

Os dejo aquí el patrón:

Lana utilizada: grosor como para una aguja del 4-4,5 mm, dos ovillos de 100 g.

Aguja: 5 mm o 5,5 mm si se quiere más abierto el punto.

Se monta una cadeneta de 250 puntos aprox., que será el largo de la bufanda.

1ª vuelta y sucesivas hasta 19 vueltas o hasta que se acabe la lana: punto de media vareta tomando la cadeneta por la parte o bucle de atrás. Después se pueden añadir flecos o no, según el gusto. También podemos coserla por los bordes y se queda un cuello triple (para dar tres vueltas).

Como véis, es una de las prendas más fáciles de realizar. Lo único que se tiene que tener claro es cómo manejarse con el punto elegido, después es todo igual. Yo recomiendo esta labor para cualquier persona que quiera iniciarse en el mundo del crochet, ya que es muy agradecida. Además, se puede adecuar mucho al gusto de la persona que la vaya a llevar: más larga, más corta (más o menos cadenetas al principio); más ancha, más estrecha (más o menos vueltas), y ya no os digo los colores, tantos como variedad tenga la lana que escojáis!!

Os animo a que lo intentéis, o de lo contrario, pasaos por el apartado “Consigue tu Mimito”.

Hasta pronto, amig@s crocheter@s!!